Un gigante se yergue en la Perla Tapatía
Por Daniel Cruz Benítez
En el occidente de la República Mexicana se muestra el majestuoso templo de la Iglesia La Luz del Mundo, justamente en la Ciudad de Guadalajara se puede visualizar su figura elíptica y piramidal al estilo de nuestros aztecas. Es considerado el más grande de América Latina por su gran magnitud y envergadura con 83 metros de altura así como una belleza arquitectónica futurista para su tiempo. Para algunos críticos es una obra maestra por ser modernista y vanguardista. De cualquier forma que se vea es un templo de primer mundo con hechura innovadora mexicana. Su construcción es de 15,500 metros cuadrados, en un terreno elíptico de 100 metros de longitud. Su nave principal es de 95 metros de largo por 65 metros de ancho, de acuerdo con el Ing. Mario Uribe López, su cúpula elíptica es de 56 metros de ancho y 86 de largo con una forma de curva de Gauss, o sea de curva invertida la cuál la hace única en el mundo. El proyecto fue elaborado por el arquitecto Leopoldo Fernández Font y el diseño estructural correspondió al Dr. En Ing. J. Luis Urzúa Ortiz. La planta baja del templo está distribuida por un área ceremonial (Silla y ministerio Apostólico, fuente bautismal, dos altares: uno para los servicios especiales y otro para los ordinarios) área para los ministros de primer orden, área para los ministros de segundo orden así como para el coro principal con modernas butacas acojinadas. En la parte posterior-superior se localiza otra área para los coros invitados con butacas modernas y acojinadas. En la nave central se encuentra el área para la membresía con amplias y cómodas bancas. Al pie de acceso al área ceremonial, a sus dos extremos, se localizan dos módulos en forma cúbica, uno es la cabina de audio y video que controla el audio del interior del templo como de las calles que lo convergen, y también de la viña de Jezreel. El otro es un pequeño salón de traducciones. Posee dos grandes mezanines, el primero cuenta con un área de 1,916 metros cuadrados y sus brazos se extienden hasta tocar el primer altar donde desciende. El segundo mezanine cuenta con un área de 1,195 metros cuadrados. Ambos mezanines cuentan con ventilación y sillas plegables con el logotipo del templo. Cuenta con un sótano con un área de 5,500 metros cuadrados; el cual cuenta con vestíbulos, salón de ministros con capacidad para 1100 plazas, circuito cerrado de TV con aire acondicionado (sistema evaporativo), un salón de proyecciones, salón de niños, salón de recepción, un criptarío y una biblioteca. Cuenta con unos plafones horizontales que están elaborados de vitrales, con una tonalidad ascendente, formando los siete colores básicos del arco iris y en el centro la luz blanca síntesis de todos.
Tiene una gran cúpula y un candil de siete brazos pendiendo sobre el altar principal del Templo, luce hermoso con 1,200 luces de rítmicos movimientos que solo es encendido en ceremonias especiales. En la parte superior del monumental Templo de la Iglesia La Luz del Mundo posee un símbolo arquitectónico denominado la Vara de Aarón de 23 metros, la cual pesa doce toneladas, está cubierta de oro y fue esculpida por el maestro Jorge de la Peña. La Vara de Aarón puede ser observada en un radio de cinco kilómetros en un día con cielo despejado.
La Vara de Aarón, es asimismo la escultura más grande colocada sobre edificio alguno en toda la república mexicana y, a su vez, más alta que el Ángel de la Independencia. Sumada a la estructura del Templo, da una altura total de 83 metros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>